lunes, 24 de octubre de 2011

Cena imprevista



Ayer el último encargo del día era sacar unas fotos de grupo en una cena que se celebraba en el Restaurante Baluarte. La cena estaba programada para las 9:30 por lo que calculé llegar a las 10 para sacar las fotos y largarme. Cuando llegué allí no había nadie. Pregunté a un chico que se estaba tomando un vino y que parecía cocinero por su uniforme. -Esos no han venido y tardarán un rato- me dijo. - ¡Que hijos de Satanás!- le contesté. Soltó una carcajada y me dijo: - ¿Quieres quedarte a cenar?

En un principio desestimé la invitación. Uno tiene que cuidarse y de un cierto tiempo a esta parte, me esta saliendo algún "pequeño" michelín en torno a la panza. El insistió: -quedate hombre y come tranquilo hasta que vengan. si quieres que sientas en una mesa y comes de plato. Y al final accedí.

No quise sentarme en la mesa y le pedí un bocata de tortilla. - Eso es poca cosa. De primero que voy a traer unas Vieiras al txakolí. - Pues se agradece.

Me sirvió un vinito blanco Odaiza de Vegasindoa. Mientras estaba acabando la tortilla me comentó que todo esto no tendría un buen remate sin un Soufflé de chocolate y helado. Al final cené como un campeón. Fue una cena totalmente imprevista.

Después hable con mi anfitrión. Es Enrique Martínez "Enriquiito" (tiene un tío que se llama como él), el jefe de cocina del restaurante. Hablamos de varias cosas. Me dijo que desde la editorial Everest le habían pedido hacer unas recetas con patxaran y que iba a salir un libro con esas recetas y las de otros cocineros "punteros", que para el libro le hicieron unas fotos, pero que no es nada fotogénico. También me comentó que hace radio. Ha empezado hace poco un programa de cocina en la cadena Ser Navarra que se llama "A vivir que son dos días" los sábados de 13:30 a 14:00h.

Las fotos que hice son lo de menos. Da gusto que te traten así. Ya le dije que eso no es lo normal, mas bien es bastante raro. Cuando me iba, una de las camareras me dijo: -Así es este hombre, trata bien a todo el mundo.

5 comentarios:

Gari dijo...

Gauza bat da ondo afaltzea eta bestea guri muturretik pasatzea!

Anónimo dijo...

Si te lo dice una empleada eso es buena señal.Ojala fuesen todos los jefes asi.Lo tendre en cuenta ala hora de cenar por ahi.

Pablo dijo...

Joé. Habrá que ir antes de que desaparezca!! ;). A todo esto ¿los contratantes llegaron?

Iñaki Porto dijo...

Bien sabes que no en todos los sitios te tratan así, en ocasiones con situaciones y contestaciones bordes. Tiene el hombre bien merecida esta entrada en el blog, y tú la cena.

Saludos

betelu dijo...

Aupa Joseba,
Así es como se debería tratar a todo el mundo, qué menos que ofrecer algo de comer o de beber. Me he acordado de aquel otro sitio del Ensanche en el que te perseguían por tu indumentaria.
Besarkada handi bat.