viernes, 26 de marzo de 2010

Fotografía Post Mortem

Fotografía de un "Angelito mexicano". Fotógrafo desconocido.

Fotografía mortuoria de Astrid Lindholm. Fotógrafo desconocido.

Ayer tenía la intención de subir esta entrada al blog, pero reconozco que tanta visión de muerte y tantos muertos me dejó un poco tocado, sobre todo las fotografías de los niños. Además todos somos supersticiosos con este tema y el pensamiento mágico por el cual atribuimos a la muerte y a los muertos cosas exclusivamente de vivos o del azar, me hizo desistir de publicar este post después de que en el anterior hubiese subido una imagen en la que aparece mi pequeño. El caso es que intentamos esquivar a la Parca, que no se acerque a nosotros ni a los nuestros, aunque sea de una manera tan abstracta e irracional.

La fotografía post mortem fue una practica habitual en el siglo XIX. En aquellos tiempos solamente las personas acomodadas podían acceder a ella. Una de las teorías sobre el auge de este tipo de fotografías explica que algunas familias llamaban a los fotógrafos después de una muerte, para dejar constancia de esa persona, para tener una imagen del familiar al que nunca volverían a ver. Para muchos de los retratados ese era su primer y último retrato y la familia hacía un esfuerzo económico extra para tener este recuerdo.

Hoy en día nos es impensable hacer este tipo de fotos, y menos a un ser querido, pero en aquellos tiempos era una práctica que no era en absoluto morbosa. Las más duras quizás sean las imágenes de niños. La mortandad infantil era muy alta puesto que las prácticas médicas y los medicamentos no habían evolucionado como hoy en día. Imágenes de niños muertos se hicieron en todo el mundo. En latinoamérica las llamaban "fotos de angelitos". Se suponía que un niño al morir, con su alma pura, se convertía en un angelito. Estas fotos tuvieron un gran éxito y mucha gente las demandaba tanto como las imágenes de los santos.

Ahora también están muy solicitadas y hay personas que coleccionan este tipo de fotografía. Las que incluyo en esta entrada forman parte de la impresionante colección de Paul Frecker, un gran documento social y antropológico. Muy interesante aunque poco recomendable de ver en tiempos de bajón con la sensibilidad a flor de piel.

Lo que si ha sido una sorpresa es encontrar imágenes de perros post mortem, aunque bien pensado, sea de dos piernas o cuatro patas, un ser querido es un ser querido.

5 comentarios:

JoHaNnA ArZoZ dijo...

Imagenes interesantes...

Muy interesantes.

:S

Risk dijo...

Alguien dijo alguna vez que el tema tabú siempre fue el sexo, pero que ahora lo es la muerte. Quizás por eso nos resulten chocantes estas fotos, ¿no?

De todos modos, no deja de ser una lógica extraña, porque al ser imágenes de muertos nos remiten a un momento de dolor, nos recuerdan cuando se nos fueron, no cuando estaban vivos y compartiendo con nosotros.

Por eso digo que cada vez que tengamos un momento en el que estemos con los que queremos, disfrutando de la vida, tiene que haber una camarita -aunque sea la más humilde- disponible. Bendito oficio el tuyo. Aunque a veces haya que registrar lo que nos duele...

Felicitaciones de corazón por el blog, Joseba, tá buenísimo. Y le agradezco a nuestro amigo Javier Sánchez que ayer me lo marcó.

Un abrazo

joseba zabalza dijo...

Javier es un gran amigo, mi hermano al otro lado del charco. A él le gustan mis fotos y a mi su música, que es una delicia.

Está bien lo de la camarita, pero sin ella también se disfruta, igual mucho más. Te lo dice el que suele estar al otro lado de la cámara.

Es un placer conocer a los amigos de Javier. Vosotros los músicos si hacéis disfrutar a la gente. Yo también quería ser músico...

Un abrazo.

Joseba.

Atxu dijo...

en el libro de fotografía antigua de Tafalla que hemos publicado )te lo recomiendo) hemos incluido algunas fotografías de niños muertos...estuvimos valorando su conveniencia y al final nos decidimos a incluirlas ya que son parte de la historia de la fotografíade nuestro pueblo. Están en las páginas 238 a 240. Te pongo el link para que las puedas visualizar http://www.tafalla.com/Tafalla/tafalla._historia_y_fotografia_files/liburu1.pdf.
Un saludo ATXU

Anónimo dijo...

Yo la verdad desconocía este tipo de fotografías. Tres de ellas quedaran por siempre en mi memoria: la del bombero posando, la de una bella mujer con el diario en su mano y sin duda la del fotógrafo siendo fotografiado