miércoles, 17 de marzo de 2010

Adios Facebook Agur. 1ª Parte

Llevaba ya un tiempo mosqueado con todo el tema del Facebook. Entre cuando me vendieron la moto de que sin él prácticamente era un Cro-magnon y decidí mirar que era todo aquello. La sorpresa llegó cuando empecé a ver que el personal subía fotografías y opiniones sin ningún recato. Hay un apartado llamado crear grupos en el cual te invitan a añadirte al grupo. En su mayoría los grupos que se crean se refieren a chorradas, recuerdo uno que decía: "hasta los huevos de que los bares no inviten a nada ni en su aniversario". Hasta ahí, esto es una tontada como muchas otras. Pero después llegaron otros como estos: "Amigo de la izquierda abertzale", "Seguidor de Arnaldo Otegi", "¿A que somos más de 100.000 los que odiamos a la policía?", "No queremos que la Guardia Civil nos saque fotos del coche, y nos las sacamos nosotros" y algunos otros expresando solidaridad con el pueblo palestino, en contra del sionismo, etc. Ahí si que empezó mi mosqueo. ¿Quién crea estos grupos? ¿Personas anónimas, empresas privadas, instituciones civiles o militares a quien les interesa controlarnos?

Cuando estaba rumiando todo esto y andando por el "campo de minas" de Facebook, salto la noticia de que a unos jóvenes detenidos por su presunta relación con ETA, tenían colgada en esta red unos fotos ataviados con la camiseta de la selección española. La sacaron de allí, sin ningún permiso, mientras estaban detenidos y eran "presuntamente presuntos". Creo que ahora todo el mundo conoce la imagen.

Fotografía del Periódico deportivo Marca por cortesía de Facebook.

Es muy aleccionador el artículo que apareció en este diario deportivo. En él se leen cosas como esta: "La noticia la lanzó a última hora de la tarde la agencia Europa Press e inmediatamente se convirtió en la más vista en el web de elmundo.es, que se llenó de comentarios haciendo chanzas. Hace unas semanas ocurrió algo parecido con una presunta colaboradora de ETA, Olaitz Lame. Ella también tenía perfil en Facebook, que a este paso va a convertirse en una eficaz herramienta de la lucha antiterrorista. En el perfil de Jon Rosales –que fue perdiendo amigos virtuales a medida que avanzaba la noche– había ocho fotos. En una sale frente a la herriko taberna Gorrondatxe, del barrio de Algorta, en Guecho".

Marca pixelizó la cara de uno de ellos que no tenía nada que ver con el tema. Pero no importa, en esta red de redes nada desaparece. Ahí sigue la fotografía, per secula seculorum. Así os la podéis encontrar, sin ningún tipo de problemas.


Pero ese solo es un caso, hay muchos más. La imagen de más abajo que encontré salseado por el monstruo, muestra a un joven liándose un porro con sus amigos, parece que está de vacaciones. En su página de Facebook este hombre nos ofrecía información complementaria: Donde fue tomada, el nombre de su amigo, etc. Por supuesto, su nombre completo y apellidos apaceren con toda claridad. Para sus amigos es un tío que es la hostia, que se fue a bucear a tal... y se fumó unos petas con unos "rastafaris"...y lo comparte con nosotros en internet. Para muchos de nosotros es un chaval con un porrete, para la empresa en la que echo el currículum, porque esto del trabajo está jodido, es un "drogadicto y probablemente un vago" al que no conviene contratar, para la policía "igual a ido a por hachís o mariguana, es posible que tenga una plantación..." Y de estas imágenes hay a patadas. Gente metiéndose rayas, apuntándose a todo tipo de fotos sin control, puedes conocer si esta lleva tanga o el otro unos Calvin Klein, sus horarios, si tiene diarrea, que comió el martes, si esta con medicación, como se lleva con su madre. Todo esto y mucho más ofrece Facebook a las personas que están registradas. A alguno se le ven hasta las amígdalas. Y ahí estaba yo!!!

Fotografía por cortesía de Facebook.

Los que nos controlan no son tontos, aunque lo parezcan.

Fotografía de Roger Ballen.

¿Y tanto rollo para qué? Pues para decir que me he borrado de esa trampa. Que no quiero que sepan nada de mi ni de los mios. Si leéis las condiciones de privacidad, (cosa que yo no hice), veréis que vuestros datos son enviados y procesados en los Estados Unidos, me imagino que en una red de megadatos para saber que nos gusta, que consumimos, como cagamos, si somos propensos a engordar, etc... con el propósito de vender, controlar y vender. Estoy más que seguro que el que invento este "regalo" no tiene página en Facebook. En definitiva, que el famoso Facebook es básicamente una herramienta de control social.

Se me olvidaba comentar lo difícil que es borrarse. Te insisten y insisten a ver si estás seguro, si quieres darte de baja de manera temporal y luego volver a retomarlo. Mucha gente cree que se borra y no lo hace, su perfíl queda latente. Yo creo que me dí de baja, pero no estoy seguro de no tener mi perfil en un mamotreto de esos de película en el Pentágono. De todas formas como se dice delante de la pestañí: "Agüita del carmen".

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Una de las excusas: Yo ya soy discet@. No vale. Tu igual si eres, o crees ser lo suficientemente discreto con sus fotos y comentarios, pero hace falta que lo sean tus colegas, familiares, colegas de tus colegas y los colegas de tus familiares y el tio majo que te hizo una foto de borrachera, etc, etc. Conten@ si no te ponen el nombre tambien. Por no hablar del acceso libre a esas redes de los que todo lo quieren saber...

Andoni dijo...

Yo creo que como muchas cosas, Facebook no es malo en si sino según la utilización que le queramos dar. Creo que cosas que son públicas se pueden meter en Facebook pero no las privadas y eso depende de cada uno o una. Además, tenemos que dar cuenta que es una herramienta gratuita que permite que miles de personas puedan leer un mensaje. Por ejemplo, se quiere sacar un informe sobre la siniestralidad laboral. Facebook nos permitiría que ese informe pueda ser visto por miles y miles de personas gracias a su condición de red social. Facebook, sin embargo, no es para publicar cosas privadas que puedan ser comprometidas porque el Gran Hermano también está ahí. En definitiva, Facebook me recuerda a los primeros tiempos de internet y todas las cautelas que teníamos con esa herramienta creada por el ejercito de EEUU. Para terminar, decir que yo no tengo dirección personal de facebook.

Mugarria dijo...

Muy bien, Joseba, claro y contundente.
Nunca me ha quedado duda de que si no es una herramienta de control social, se puede utilizar como tal. Además, de esto no estoy seguro pero parece que así es, la propiedad de lo que se cuelga en estas "redes sociales" pasa al dueño de la red. O sea, no es que nos dejen una pared en blanco para que colguemos en ella lo que queremos que acabe viendo cualquiera, lo que nos dejan es un escaparate y colgamos en él todo desde la parte de dentro, y el dueño del chiringuito puede hacer con ello lo que quiera.

Taxi Eduardo dijo...

No es por hacer seguidismo facil, sino porque los argumentos despues de meditar y buscar más información en la red me han convencido.
Ya no estoy en facebo
me borre, pero claro, mis datos estaran eternamente guardados por gilipollas, al no hacer una cosa que deberiamos hacer todos, leer las condiciones de uso del sitio donde quieras participar.

Anónimo dijo...

Bat nator zurekin. Nahiz eta askotan guk ere kontuan izan zer egiten dugun ta zer ez, zure ondokoek ere argazkiak ta denetarik jartzen dute. Ne

Fertxu dijo...

Me trataban de convencer hace poco de que Facebook venía a ser lo mismo que ir a tomar unos vinos al Casco Viejo porque también los cascos viejos están llenos de cámaras y también serían "una herramienta de control social". Pero no me convenció el argumento, porque en Facebook la mayoría de la gente ofrece su "album de fotos" al completo, como quien dice. Y como apuntan en otro comentario, no es sólo que tu seas discreto... si tus "amigos" no lo son, ¿para qué te sirve? Tal vez sea útil para medios de comunicación, colectivos o cosas así, pero para uso personal, me parece MUY peligroso. Habrá que ir viendo, pero comparto la opinión de tu post y yo por ahora, paso de "perfilarme" en ese rollo... Si alguien quiere ver con quién salgo y qué hago que se lo curre un poco y contrate un detective o meta horas viendo imágenes de las cámaras de Alde Zaharra...

betelu dijo...

Yo creo que la herramienta no es mala. Por ejemplo tengo amigos fuera de los que sé por este medio. Si una amiga inaugura una exposición de pintura por qué no voy a anunciarla aquí y poner unas fotos.
El ploblema es que la gente no utiliza adecuadamente la herramienta. A nadie le importa si voy a ir al Aberri Eguna o no u otro tipo de cuestiones. Nadie obliga a nadie a poner cosas íntimas en ese medio o a decir dónde va a estar, es cáda cual quien tiene que saber para qué quiere ese perfil y hasta donde debe escribir.
Por otro lado existen opciones y puedes controlar quién puede ver qué, creo que mis fotos sólo las pueden ver mis amigos, nadie más y algunas además sólo algunos de ellos.
Como herramienta de control social yo la equipararía con un blog, (este mismo) o el movil, o el correo electrónico o flickr... El problema es saber cómo y para qué lo vas a utilizar.

Anónimo dijo...

Como bien comentas Joseba, uno intenta no sentirse hombre de las cavernas, y montarse en el tren del progreso, con las nuevas tecnologías, con esta ahora novedad de las redes sociales, o con lo que sea. Uno intenta muchas veces a regañadientes seguir el tren que la sociedad marca para no sentirse repudiado y seguramente obsoleto. Se lo transmitimos incluso a nuestros hijos, regalandole la Playstation 3 en Navidad para que no se sientan marginados en las conversaciones del recreo.
Pero, y todo ello a qué precio?

A mi me parece, que tal y como han montado esto de las redes, las considero como otra colada más que nos han metido. Y todos palante como borregos. Igual a lo que nos ocurrió con la ya por todos aceptada globalizacion. Muy potente y útil, sí, pero solo si sabemos usarla. Ademas el enfoque, estoy de acuerdo, es claramente de control social. Reflexionemos en el mensaje de bienvenida de la pagina principal, cada vez que accedemos. Dice asi...Que estas haciendo en este momento? o tb la he visto como what is your mind??. ..Cuando releo esta pregunta me entra una sensacion mezcla entre pánico y ganas de arrojar mi computadora por la ventana.

Como ejemplo positivo, por el contrario, recuerdo que cuando empezó toda esta fiebre del Facebook, escuché la noticia de que mujeres en Iran se citaban para andar en bicicleta en señal de protesta por la ciudad de Teheran, mediante el uso del facebook, y así reinvindicar sus derechos. Lo hacian de manera secreta a traves de esta herramienta, algo que de otra forma no podian haberlo hecho tan facilmente, o les hubiera costado 20 años. Y como este muchos más ejemplos ciertamente útiles.

Algo que estoy comprobando (mas aun, entre viajeros por el mundo, como yo ahora me encuentro) es que facebook se está cargando a todo lo demás, a las cuentas de correo, al skype, al messenger, a la compra por internet. Todo se ha unificado en una misma plataforma, lo que tambien de alguna manera ayuda y simplifica las cosas. Mientras tanto yo sigo a lo mio, abriendo ventanas de hotmail para un correo, yahoo para el otro, el skype para hablar por voz, el messenger para el chateo, flickr para las fotos.....el blog...A veces me da la sensación de que un poco cromagnon sí que soy.

Con todo ello, y a pesar de que creo solo haya hecho 1 o 2 comentarios en toda mi vida virtual continuaré manteniendo mi cuenta en facebook. Quiero ver lo qeu se cuece, lo bueno y lo malo de este cuento. Lo que sí paso rotundamente es de interactuar, ya que ademas de robar muuuucho de nuestro apreciado tiempo, no me gusta al menos por como está orientado por el momento. Simplemente usarla como espectador y asi poder ver el alcance de todo esto. Y de paso, porqué no, un poco de marujeo...

ri

joseba zabalza dijo...

Eskerrik asko, gracias a todos por las aportaciones realizadas. A ver si entre todos hemos sacado algo en claro.

Joseba.